¿Cómo surgió el proyecto?

El proyecto solidario “Pintando cimas” surgió en sus inicios como un fascículo del blog de carreras por montaña titulado “Búscame en la Cima”, editado por Carlos Chamorro. Este corredor de montaña y maestro de primaria en SAFA (Baena, Córdoba), solía escribir sus vivencias y emociones al correr por parajes naturales novedosos. A modo de diario, describía la pureza de las sensaciones que notaba al correr por montañas nevadas, pendientes sinuosas, ríos, bosques, llanuras, amaneceres, atardeceres…y lo bonito de poder compartirlo con otras personas. Y fue así, gracias al tiempo compartido con otro amigo enamorado de la montaña, Zaid Ait Malek, como saltó la chispa y le surgió la idea de poder vincular sus dos inquietudes: el mimetismo con la naturaleza y la pasión por enseñar a los más pequeños. Y así fue como nació la idea de trasladar con sus propias manos material escolar a los pueblos de montaña más pobres y humildes, como en el que había nacido y crecido Zaid.

¿Cómo se financia Pintando Cimas?

Para cubrir los gastos de esta idea, se pensó en vender camisetas de Búscame en la cima y bragas para el cuello. Poco a poco, Carlos fue contando con un equipo humano que ha creído en este proyecto desde el principio. Brindaron su ayuda desinterada todo tipo de amig@s; desde médicos, escritores, cantantes, músicos, fotógrafos o guías de montaña, pasando por grafiteros, compositores, periodistas, editores web, profes de teatro, policías o bomberos. Y como no! Un sinfín de personas anónimas y familiares, afines a la montaña y a la solidaridad, que han creído en este reto, y que han nutrido y sustentan lo que hoy por hoy es Pintando Cimas.

¿Cómo se da difusión al proyecto?

A través de las redes sociales, compartiendo tus fotos con la camiseta del proyecto, en el lugar donde hayas finalizado tu ruta con tus amig@s o solo, haciendo el símbolo de búscame en la cima y describiendo dónde te encuentras. Así, se ha ido contagiando la marea de colaboradores del proyecto, habiendo enviado camisetas a infinitos puntos de la península y de las islas, desde La Coruña, Pais Vasco o Cataluña, hasta Cádiz, Almería, Tenerife, Valencia o Madrid.

¿Dónde ha llegado el material de Pintando Cimas?

Los primeros pueblos a los que llegaron los materiales fueron los de la región del Atlas (Marruecos), en octubre de 2015, por la escasez de recursos escolares de los niños y niñas en esta zona. La segunda entrega, tuvo lugar como consecuencia del terremoto sucedido en Nepal en abril de 2015, y en agosto de 2016 se entregaron materiales a los pueblos del valle de Lantang y en la capital, Katmandhú. La próxima zona a la que se hará entrega será en… 2018.

“Toda idea sencilla, si nace de la ilusión y de la dedicación desinteresada de tu tiempo, tiene un resultado positivo. Y curiosamente, los adeptos a esas ideas se multiplican, se únen, por esa sencillez. Pintando Cimas es como un banco de tiempo, donde cada cual aporta su granito de aquello que mejor sabe hacer, sin esperar nada cambio, simplemente por sumar y mejorar un poquito la calidad de vida de personas que viven en situaciones mucho más desafiantes y arduas que las nuestras. Para contagiar momentos de felicidad mutua, y para despertar un espíritu de lucha, tanto en los que entregan como en los que reciben… para eso existe Pintando Cimas” (Maribel Ramos)
“El que cree, crea.
El que crea, hace.
El que hace se transforma a sí mismo, a la sociedad en la que vive”
(PROVERBIO ÁRABE)